jueves, 20 de octubre de 2016

El Futsal argentino en la elite mundial



Desde que arrancó el proceso de Diego Giustozzi como técnico de la Selección Argentina todo fue posible. Potenció al equipo y lo codeó con las potencias, hasta coronarlo el mejor del mundo.


Sebastián Larocca (Enviado especial a Cali, Colombia)

La escena fue atípica, soñada en esas noches especiales, en las cuales seguramente debe ser acompañada por una paz absoluta. Pero ni siquiera la más increíble imaginación hubiese rozado la perfección, como sucedió el sábado 1 de octubre en el Coliseo El Pueblo de la ciudad de Cali, Colombia.

En la premiación final primero pasó Falcao, reconocido por la FIFA por su excelente trayectoria. El astro debió salir de la competencia con su potente Brasil en los Octavos de Final ante Irán. Luego subió Eder Lima, el brasileño nacionalizado ruso, a recibir el Balón de Plata, que todavía masticaba la bronca por perder la final minutos antes. Y más tarde Ricardinho, el portugués que es la sensación del Futsal mundial, que se coronó como goleador de la competencia.

Estas tres figuras no fueron el centro de la escena como están acostumbrados, los tres vieron de cerca como la Selección Argentina subió al escenario a ofrendarle a su público la Copa. Con ese canto interminable y el festejo eterno, de sentirse los mejores, de ser los mejores.

Diego Giustozzi formó un equipo y lo tuvo claro desde el principio. “Si logramos armar el mejor equipo vamos a poder pelear la Copa”, dijo. Y cuando alcanzó las semifinales, mejor posición de Argentina hasta ese momento, señaló: “De la única manera que haremos historia es con el título”. La ambición y la confianza en el plantel fue el motor del entrenador.

“No lo puedo creer, no lo puedo creer”, repetía el técnico a sus colaboradores y a los dirigentes, en plena pista de juego, en medio de un llanto de emoción, que contagiaba a propios y extraños. Ahí cerca, en la tribuna baja, estaba el complemento. Hinchas y familiares, que acompañaron y apoyaron al equipo desde el inicio de la competencia. Las lágrimas se multiplicaron y ya era difícil abstraerse de una atmósfera desconocida e inédita para la Selección Argentina en campeonatos mundiales.

¡¡¡Argentina campeón del mundo!!! El grito se hizo realidad y hay que disfrutarlo. Gracias a los jugadores que emplearon a la perfección todas las armas que les otorgó el cuerpo técnico. Se le plantaron a los rusos “brasileños” y les marcaron la cancha. Los llevaron a su juego, lo golpearon en los momentos justos y defendieron como guerreros.

Esta vez el Futsal rompió las fronteras internas y fue tema en el ámbito deportivo del país. La televisión pública y DirecTV transmitieron en vivo y le llevaron a los argentinos (los del ambiente del Futsal y a los que desconocen el deporte) las imágenes de la hazaña en Colombia.

¡¡¡Bienvenidos a la cima del mundo!!! Argentina sumó su primera estrella y rompió la hegemonía de Brasil (cinco títulos) y España (dos). Por cuatro años seremos los campeones del mundo. Estos jugadores se ganaron el lugar más selecto del Futsal argentino y mundial. Y Diego Giustozzi se ganó el mote de leyenda.

¡Argentina Campeón del Mundo!


Share |



Por primera vez en la historia, el conjunto albiceleste se quedó con el título del Mundial. Fue 5-4 sobre Rusia, en un cierre emotivo, pero justificado. Sarmiento, el mejor arquero, y Wilhelm, el mejor jugador.






Patricio Knaudt, Diego Provenzano, Juan Cruz Iglesias y Leonardo Contreras.
Fotos: Sebastián Larocca
Agradecimiento: Paula González y Myriam de Apellaniz


Lo único que podemos escribir quienes estuvimos esta tarde en el Coliseo El Pueblo de Cali es ETERNAMENTE GRACIAS.

La Selección argentina, con el sufrido final 5-4 ante Rusia, levantó por primera vez en su historia la Copa del Mundo. Tuvo, además, a Nico Sarmiento (con Guido Mosenson y Matías Quevedo) como la valla menos vencida y al capitán Fernando Wilhelm como mejor jugador del torneo.

Pero lejos está este conjunto de destacarse por las individualidades, porque Diego Giustozzi, desde que entró al predio de Ezeiza en diciembre de 2013, se encargo de aclarar que esto era un EQUIPO.

Y así lo demostró en cada uno de los siete torneos (y siete finales) que disputó, con tres títulos a los que se agrega esta épica conquista.

La etapa inicial tuvo los nervios típicos de una final y entre imprecisiones e infracciones se consumieron los primeros diez minutos. En ese lapso, Rusia tuvo más cantidad de chances pero Argentina, la más clara. Cuzzolino remató exigido entrando por banda derecha y el pie de Gustavo desvió el balón al travesañó, que colaboró con el uno ruso para evitar la caída. El dato importante para ese segundo cuarto del encuentro serían las tres faltas acumuladas de los europeos, dos en mitad de campo y una en ataque. Luego de una volea de Abramov que Sarmiento despejó con el pie, Giustozzi pidió tiempo muerto para cerrar esa suerte de prólogo del partido.

Ingresando a los últimos cinco minutos del período, Argentina fue encontrando su mejor forma. Un tiro libre de Wilhelm y una volea de Rescia obligaron el protagonismo de Gustavo bajo los palos.

Se sentía venir el gol argentino, pero paradójicamente Rusia respondió categóricamente con el balón parado. Un lateral alto ejecutado por Robinho permitió el disparo cruzado de Rómulo buscando a Eder Lima por el segundo palo, quien haciendo valer su contextura la empujó para el 1-0.

Pero el baldazo de agua fría no surtió efecto porque Argentina reaccionó inmediatamente presionando y robando el balón, que posibilitó un disparo de Borruto que Gustavo despejó corto, Rescia leyó bien el rebote y el alma de goleador de Alamiro Vaporaki entrando por el poste opuesto marcó el 1-1.

Con Rusia en penalización, Argentina arrinconó a la escuadra rusa en el final contabilizando una infinidad de córners a su favor. De esos saques de esquina, "Kiki" Vaporaki casi adelanta a la Selección capturando un rebote suelto en el área, eludiendo al arquero y despejando Rómulo en la línea.

El empate era negocio para los rusos, pero a falta de 27 segundos, Basile buscó desbordar por la izquierda y Milovanov cometió el foul que envió a Cuzzolino al punto de doble penal. Al igual que ante Ucrania, el ex zurdo de Caballito la colocó a media altura a la derecha del ingresado Zamtaradze.

Si en el arranque del complemento, ese agónico gol de la etapa anterior podría jugar psicológicamente, Eder Lima se encargó de desterrar esa posibilidad con un clásico "giro y chute" para establecer el 2-2 al minuto de juego.

Sin embargo, nuevamente Argentina demostró una capacidad de asimilación instántanea. Fernando Wilhelm remató de larga distancia, Brandi alcanzó a desviar, el rebote le quedó justo al pívot argentino y a cobrar. Pero los dirigidos de Giustozzi no se quedarían con la respuesta del 3-2 y un minuto más tarde, desde el cerebro del capitán Wilhelm nació el cuarto albiceleste con un pase en diagonal para Cuzzolino a espaldas de la defensa (similar al gol de Stazzone a Portugal). El jugador del Pescara asistió a Brandi por el poste contrario y esta diferencia de dos fue fundamental.

Los rusos enseguida debieron hacerse cargo de llevar el partido, con la fórmula repetida de asistir a Eder Lima. El pívot tuvo su oportunidad de señalar el hat-trick y achicar el score, pero Sarmiento se quedó con una atajada clave.

Ya entonces la preocupación de Argentina para el cierre pasó por evitar cometer la sexta falta, tras arribar al límite permitido con ocho minutos y fracción por disputar. En ese sentido, la Selección salió airosa porque pudo frenar el avance ruso cerrándole las opciones al armador rival, Robinho, y a falta de seis minutos, Stazzone forzó el foul contrario para emparejar en cinco el tablero en ese rubro crucial.

A Rusia no le quedaba otra que arriesgar y en ese contexto, el panorama se le haría más cuesta arriba cuando Rómulo se llevó puesto a un inteligente Borruto que rodeó el balón. Otra vez la Argentina disponía de un tiro libre sin barrera pero Zamtaradze se tomó revancha ante Cuzzolino, dándole una vida más a los de Skorovich, quien mandó enseguida al veterano Shayakhmetov como arquero de movimiento y al instante, pidió su último time-out de la Copa.

Sin embargo, el compromiso defensivo del que Giustozzi habló en la previa emergió con autoridad para sostener el resultado con unos interminables cuatro minutos de resto en el crónometro. Allí fue oportunidad para el técnico argentino de establecer en esa charla el plan táctico para asegurar la victoria con los guerreros Taborda-Wilhelm-Stazzone marcando el ritmo del posicionamiento albiceleste.

Y el desahogo llegó con 1'41'' con "Kiki" sacándose la mufa y señalando su primer gol del torneo sentenciando el juego para que todo un país grite el título de "Campeones del Mundo" que los anecdóticos descuentos del tanque Lyskov y Eder Lima de doble penal no lograron eclipsar.



Síntesis

Argentina: Sarmiento, Wilhelm (C), Borruto, Brandi y Taborda. Ingresaron: Stazzone, Rescia, Cuzzolino, A.Vaporaki, Basile, C.Vaporaki. Suplentes: Quevedo, Mosenson y Battistoni. DT: Diego Giustozzi.

Rusia: Gustavo, Chishkala, Eder Lima, Robinho y Davydov. Ingresaron: Zamtaradze, Shayakhmetov (C), Lyskov, Romulo, Abramov, Milovanov, Abramovich, Niiazov. Suplente: Vikulov. DT: Sergey Skorovich

Goles en el PT: 15m30s E. Lima (R), 16m A.Vaporaki (A) y Cuzzolino (A) -doble penal-.

Goles en el ST: 1m18s E. Lima (R), 1m35 Brandi (A), 2m30s Brandi (A), 18m19s C. Vaporaki (A), 19m Lyskov (R), 19m41 E. Lima (R) -doble penal-..

Arbitro Principal: Fabian Gutierrez Lumbreras (ESP). Arbitro Asistente: Daniel Rodriguez (URU).

Estadio: Coliseo El Pueblo, Cali. (8559 Espectadores).




"Vamos camino a que el Futsal sea muy grande en Argentina"




Tras el triunfo sobre Portugal y la clasificación a la final del Mundial, el secretario de Selecciones de AFA, Jorge Miadosqui, le confió a Pasión Futsal los planes para el futuro del Futsal.


Diego Provenzano - TW: @dm_provenzano

El grado de euforia que se vive por la participación de la Selección argentina en el Mundial de Colombia excede las fronteras lógicas que hasta el momento había tenido el deporte. Se habla de Futsal en el colectivo, en el subte, en las oficinas, todos opinan sobre táctica y valoran el trabajo de uno u otro jugador.

Pero eso es lo que generó este resultado histórico para la albiceleste que, incluso, recibió al secretario de Selecciones de AFA, Jorge Miadosqui, en la previa de la semifinal contra Portugal.

Miadosqui, vicepresidente de San Martín de San Juan y que asumió en reemplazo de Víctor Blanco tras la Copa América Centenario de fútbol, ya había compartido con este plantel el viaje a San Juan, cuando la Selección enfrentó a Paraguay y Concepción de Chile.

"El Futsal lo sigo, estuve con la Selección en San Juan. Estos chicos entraron en la historia y es un puntapié inicial que le va a dar una nueva etapa al Futsal de la Argentina. Hay que aprovechar estos enviones y el trabajo y el esfuerzo, hoy se ve reflejado en la cancha", valoró en diálogo con Pasión Futsal.

En tanto, sobre el 5-2 contra los lusos, en Cali, Miadosqui dio su visión sobre el partido: "Me parece que hicieron un buen trabajo contra un gran equipo que cuenta con buenas individualidades, pero yo prefiero un gran equipo y no solo buenos jugadores, me parece que lo que hizo la Argentina fue todo bien".

Esta victoria, y todo lo que se generó mediáticamente para la Selección y para el Futsal, ilusiona para el futuro del deporte en el ámbito de AFA.

"Vamos en camino a que el Futsal sea una cosa muy grande en la Argentina, tenemos que aprovechar que estos chicos marcaron una historia y un camino, y en la AFA hay que darle al Futsal la importancia que tiene. La cantidad de jugadores y de instituciones que lo practican nos obligar a trabajar para que el Futsal tenga tranquilidad, que hoy ya la tiene, y esperemos que con esto pueda comenzar una nueva etapa", explicó.

El haber llegado a la final de un Mundial FIFA en el contexto que tiene hoy la AFA, con Comisión Regularizadora incluida, es un objetivo que realza el trabajo de refundación que se está intentando.

"Esperemos que podamos revertir la situación que tenemos y darle la importancia que tiene el Futsal, tenemos que aprovechar esto, ya que no solo es importante para la AFA, sino que también para la FIFA", finalizó.

Sueño dorado: Argentina jugará el sábado la final ante Rusia



Con total contundencia, la Selección Nacional venció 5-2 a Portugal en semifinales y buscará extender esta participación histórica el próximo sábado 1 de octubre a las 16:30 (hora argentina) cuando se mida en la definición del título al conjunto ruso.


Diego Provenzano, Patricio Knaudt y JC Iglesias (desde Cali)

¿Quién puede no sumarse a soñar con este equipo, con esta Selección? Si enamoraron e hicieron sentar frente a la televisión a miles de personas que, quizás, nunca habían escuchado hablar sobre el Futsal.

Argentina tuvo una primera mitad soñada con una muy alta efectividad y un soberbio trabajo de Nicolás Sarmiento en el arco (el menos batido del Mundial) para tomar una ventaja decisiva de 4-1 ante Portugal.

En el complemento, aguantó la desesperada búsqueda de Ricardinho y su orquesta, amplió gracias a un tiro libre de Cuzzolino, y sobre el final, sufrió el descuento de Tiago Brito, después que Portugal jugó diez minutos con arquero jugador.

Pero este equipo está hecho para soñar, para ilusionar y así terminó festejando todo abrazado en un Coliseo El Pueblo que se le puso en contra en algún momento, pero que terminó rindiéndose a sus pies mientras retumbaba el "Argentina, Argentina" desde el puñado de familiares en las tribunas.

El arranque del partido se vio signado por el roce y en apenas tres minutos, el marcador de faltas era lo único que se había movido en el encuentro: tres para la Albiceleste y dos para los lusos.

Pero inmediatamente, cuando Portugal pretendía presionar la salida argentina, Fernando Wilhelm encontró en una paralela larga (de casi 30 metros) que tomó por la espalda a la defensa lusa el pique de "Titi" Borruto, quien aprovechó la salida tardía de Bebé para ensayar un sombrero y de cabeza meterse con pelota y todo dentro del arco.

Sin encontrarle la vuelta al juego de Cardinal y con un Ricardinho bien cubierto, la respuesta lusa salió de los jóvenes. Tiago Brito remató tras una acción individual por la banda, que el manotazo de Sarmiento y el esfuerzo de Rescia para despejar en la línea evitaron que se transformarse en el empate.Y el aviso siguiente provino de la pelota parada en un lateral alto con Ré anticipándose a su defensor con un tiro apenas afuera.

Argentina pecaba en la cobertura y ya en la tercera oportunidad, Portugal, aún sin Ricardinho en pista, no perdonó. Cardinal apareció pero para ofrecerse de descarga, juntar marcas, y habilitar a Bruno quien halló solo por el segundo palo al veloz moreno Ré, que selló el 1-1.

La igualdad forzó el minuto técnico de Giustozzi para ajustar esos detalles que costaron tan caro y tras el intervalo, vino el mejor momento de Argentina promediando el primer tiempo. Wilhelm lideró una transición y aplicó la pausa justa para desacomodar el repliegue luso dando en una diagonal larga perfecta el pase milimétrico para la volea de Stazzone, que devolvió la ventaja a favor de la Albiceleste.

Pero la Selección Nacional no iba a conformarse con un cachetazo y en un minuto aplicó dos golpes certeros para dejar totalmente groggy a los portugueses. Cuzzolino emulando al capitán Wilhelm y con su pierna menos hábil (la derecha) encontró solo por el segundo palo a un Alamiro Vaporaki muy bien posteado quien de pecho estampó el 3-1.

Y esta Argentina rumbo a asumir su rol de nueva potencia no vaciló como tal en aplicar enseguida el nocaut con su arma favorita, la presión alta. Basile robó en primera línea y cedió a un Brandi absolutamente solo definió entre las piernas de Bebé en segunda instancia. En alrededor de dos minutos, la Albiceleste ofreció una contundencia abismal para desmoralizar a Portugal.

No obstante, los dirigidos de Jorge Braz, tiempo muerto mediante, evidenciaron su reacción pero la suerte del ganador también se posó del lado argentino. Wilhelm con el rostro y el muslo se interpuso a los disparos de André y Cardinal, el travesaño ayudó devolviendo el tiro de Bruno y la acrobática tijera de Ricardinho se fue por arriba del travesaño en una jugada increíble. Ese factor de la fortuna volvió a salir favorable para Argentina cuando Ricardinho entrando en solitario al palo opuesto "despejó" una volea del pívot Cardinal, quien era el fiel reflejo en su expresión de la frustración lusitana.

La etapa concluyó sin mayores zozobras, aún con una Argentina en penalización, que escondió el balón en el epílogo de una magnífica primera parte del juego con un inmejorable resultado, que casi se extiende en dos ocasiones protagonizadas por Rescia (la primera tirando una rabona).

El trámite del complemento previsiblemente iba a mostrar la urgencia de Portugal por achicar el score, presionando con decisión en campo contrario. A los empujones, Cardinal casi descuenta en el inicio pero el poste venía a sostener la diferencia.

A pesar del envión luso, la Selección supo defender sin meterse demasiado atrás, ni cometer infracciones (apenas dio una con 47'' pendientes) y contando con el mejor arquero del certamen, Nicolás Sarmiento, quien decía presente con creces y una admirable madurez cada vez que lo llamaban.

Ello obligó a Braz a jugársela a los diez minutos del segundo tiempo con el arquero de movimiento, primero con André y luego Bruno Coelho con la casaca de portero.

El reloj se fue haciendo un aliado del equipo de Giustozzi y el duelo se cerró prácticamente con esa estrategia que tan buen rendimiento había dado en el partido de Cuartos frente a Egipto. Leandro Cuzzolino firmó el quinto tras una maniobra de tiro libre.

El descuento a falta de tres minutos de Tiago Brito sirvió no más de consuelo. Argentina ya había hecho méritos más suficientes a lo largo del partido justificando una victoria inobjetable que en otro hecho histórico lo coloca a un paso del título, ya el próximo sábado a las 16:30 nuevamente en Cali frente al subcampeón europeo, Rusia, en la ansiada final del Mundial.

Síntesis
Argentina: Sarmiento, Taborda, Wilhelm, Borruto y Brandi. Ingresaron: Stazzone, A. Vaporaki, Rescia, Cuzzolino, Basile y C. Vaporaki. Suplentes: Quevedo, Mosenson y Battistoni. DT: Diego Giustozzi.
Portugal: Bebé, Bruno Coelho, Cardinal, Joao Matos y Ricardinho. Ingresaron: André, Miguel Castro, Fabio Cecilio, Ré y Tiago Brito. Suplentes: Vítor Hugo, Cristiano y Pedro Cary. DT: Jorge Braz.
Goles en el PT: 4m Borruto (A), 9m Ré (P), 11m Stazzone (A), 11m30s A.Vaporaki (A), 12m30s Brandi (A).
Goles en el ST: 15m Cuzzolino (A) y 17m Tiago Brito (P).
Árbitro Principal: Ondrej Cerny (Rep. Checa). Árbitro Asistente: Gean Telles (Brasil).
Estadio: Coliseo El Pueblo, Cali (7.610 espectadores).

De Rusia con sudor: está el primer finalista del Mundial



Con bastante esfuerzo y sufrimiento, los rusos derrotaron en forma ajustada por 4-3 a un conmovedor Irán, y el sábado disputarán la final por el título por primera vez en su historia.


Foto: Getty Images.

Patricio Knaudt y Leonardo Contreras (desde Medellín)


El Coliseo Iván de Bedout se volvió a llenar para observar las alternativas de la primera semifinal del Mundial. Al favoritismo y contundencia rusa se le iba a oponer el coraje y descaro iraní con la expectativa de otro encuentro de gran nivel.

Más alla que la primera acción ofensiva correspondió a Irán, fue Rusia la que rápidamente se hizo del peso del partido complicando con su pívot Eder Lima. De ese modo en apenas dos minutos y medio, el brasileño naturalizado ya había exigido con tres remates a Samimi.

Esta vía se convirtió en una constante del ataque ruso, ya que cuando Lima descansaba, su reemplazante Dmitry Lyskov cumplía el rol a la perfección. Justamente el propio Lyskov abriría la cuenta aguantando de espaldas y girando hacia su perfil diestro para justificar la superioridad europea con un zapatazo al ángulo.

Irán, que tempranamente había perdido por lesión a un valor importante como Keshavarz, volvió a tener enfrente suyo una prueba de carácter y no eludió la responsabilidad. Con su habitual entusiasmo, se fue soltando y empezando a crear peligro alrededor de la valla de Gustavo. El trámite del encuentro se emparejó por el empuje psicológico y futbolístico persa, que logró la igualdad llegando a los con un tiro libre de Esmaeilpour (haciendo gala de su gran pegada) por afuera de la barrera que sorprendió al arquero.

A pesar que el dominio ruso se dio durante la mayor parte de la primera etapa, la imagen final de cara al complemento se quedó con el temple de la levantada del campeón asiático en un cierre también algo friccionado y caliente.

El segundo tiempo tuvo un inicio de tú a tú, tal como había finalizado el período anterior. Las chances más claras en ese arranque emocionante fueron un tiro al poste de Robinho para Rusia y en respuesta, Irán castigó con tres tiros en una misma jugada, dos tapados con esfuerzo por Gustavo y uno que dio en el palo. El gol estaba al caer, la cuestión a resolver era para quién. Y resultó ser del lado ruso, con una impecable volea de Abramov a los 3'.

Rusia intentaba subir la línea defensiva pero Gustavo se convertía en el estandarte para sostener el triunfo ruso y Eder Lima (que casi anota el tercero pero el palo devolvió el balón) en el oxígeno en ofensiva.

Los iraníes no iban a darse por vencidos fácilmente, como evidenciaron ante Brasil y Paraguay. Y con cierta mayoría de aliento de los 3.500 espectadores, retribuyeron el apoyo con un golazo de maniobra colectiva (entre tanto cañonazo anterior) que magistralmente firmó Hassan Zadeh.

Sin embargo, Irán durmió en la siguiente jugada, Shayakhmetov ganó la espalda de todo la defensa persa para devolver inmediatamente la ventaja al equipo europeo.

El plan ruso mutó a abroquelarse en sus diez metros, cediendo a Irán la obligación del ataque posicional, que a falta de cuatro minutos se la jugó con Hassan Zadeh como arquero de movimiento. En ese esquema, Javid casi lo iguala con un zurdazo que Gustavo, palo salvador mediante, retuvo en dos tiempos sobre la línea. Y enseguida, Esmaeilpour lo tuvo pero esta vez su potente disparo se fue elevado. Con dos minutos por jugar, Rusia entró en penalización y Skorovich buscó desde el tiempo muerto reordenar a sus dirigidos.

Si algo le faltaba al encuentro era la polémica entrando al minuto final, cuando Tayebi eludió a Robinho, pero los árbitros omitieron ver falta del diez. Y la ira persa por el fallo se transformó enseguida en decepción cuando Chishkala interceptó un pase del arquero jugador y remató desde su propia casa sentenciando el 4-2.

En la agonía, Irán alcanzaría el descuento con un remate raso de Javid y el milagro estuvo cerca a escasos ocho segundos pero el enésimo tiro de Esmaeilpour fue salvado por la defensa.

Con demasiado sudor y sufrimiento, a diferencia de su paso avasallante en ronda anteriores, Rusia se metió en la final por primera vez en su historia y el sábado en Cali (16:30 Arg.) irá ante el ganador de Argentina - Portugal.

Síntesis

Irán: Samimi, Esmaeilpour, Ahmadi, Zadeh y Javid. Ingresaron: Keshavarz,Sangsefidi, Kazemi, Tayebi, Taheri y Alighadr. Suplentes: Mohammadi y Bahadori. DT: Seyed Nazemalsharieh.

Rusia: Gustavo, Chishkala, Eder Lima, Robinho y Davydov. Ingresaron: Shayakhmetov, Lyskov, Milovanov, Abramov, Niiazov y Abramovich. Suplentes: Zamtaradze y Vikulov. DT: Sergey Skorovich.

Goles en el PT: 14m Lyskov (R) y 16m30s Esmaeilpour (I).
Goles en el ST: 2m30s Abramov (R), 9m Hassan Zadeh (I), 10m Shayakhmetov (R), 19m40s Chishkala (R) y 19m50s Javid (I).

Árbitro Principal: Nurdin Bukuev (Kirguistán). Árbitro Asistente: Marc Birkett (Inglaterra).
Cancha: Coliseo Iván de Bedout (Medellín).


¡¡¡Argentina a semis por segunda vez en la historia!!!




Con absoluto dominio y contundencia, la Selección batió 5-0 a Egipto y volverá a disputar una semifinal de un Mundial tras doce años. Portugal, el próximo miércoles en Cali, el rival.



Patricio Knaudt y JC Iglesias (desde Medellín)

Sintiéndose más local que nunca en una Medellín que acompañó y alentó en gran número (casi 2.500 espectadores), la Selección Argentina dio muestras de su jerarquía y carácter para imponerse sin dejar duda alguna por 5-0 ante Egipto y sellar su acceso histórico por segunda vez a una semifinal mundialista luego de la única vez lograda en China Taipei 2004 (finalizó cuarto).

Argentina salió a hacer valer el evidente respeto de los egipcios hacia el equipo de Diego Giustozzi. Así fue que en los primeros minutos ahogó con la presión al conjunto africano, monopolizó el balón y creo rápidamente tres situaciones de gol claras para adelantarse.

Egipto recién se animó con un disparo de media distancia de Moza, ante la imposibilidad de lograr profundidad con el pívot Elashwal bien controlado por la dupla Taborda - Wilhelm.

Pero este dúo no sólo se dedicaría a mantener al rival lejos del arco argentino, sino que forjaría la apertura del marcador. Tras un disparo del capitán albiceleste que se fue al córner, y el minuto técnico solicitado por Giustozzi, el propio jugador del Benfica lanzó el saque de esquina, el bloqueo de Alan Brandi sobre Mizo entró perfecto y Pablo Taborda anticipó a su marcador Nader para estampar el 1-0 a los 11'30''.

Allí vino la leve reacción egipcia con un tiro libre nuevamente a partir de la pegada del diez Moza que Sarmiento despejó con el pie. Y ante un Elashwal anulado, el que apareció en el puesto de pívot fue el ingresado Salah.

Sin embargo, Argentina no dio margen y en apenas treinta segundos respondió con dos ocasiones para ampliar el resultado. Esa superioridad no tardaría mucho más en confirmarse con un zapatazo de Damián Stazzone de tiro libre, que sufrió un ligero desvío en la barrera y se transformó en el merecido 2-0 sobre los 13'30''.

La única complicación a primera vista para Argentina era la acumulación de faltas (cuatro), con poco más de un cuarto de la etapa por jugar. Pero Egipto no supo capitalizarlo, como tampoco cuando a los 17' Nico Sarmiento se quedó en forma soberbia con un mano a mano ante Eika, que hubiera sido el descuento.

Inmediatamente la Albiceleste respondió y del posible 2-1, Leandro Cuzzolino casi le baja la persiana tempranamente al partido cuando en un contraataque impecable su disparo fue salvado espectacularmente por Gamal.

No obstante, el 2-0, fiel reflejo de una Argentina protagonista y suficientemente contundente, ofrecía un mar de tranquilidad de cara al complemento con la atención puesta en la rotación de jugadores (pensando en las tarjetas y el descanso) sabiendo de un Egipto que utilizó apenas seis jugadores de movimiento.

En el segundo tiempo, Argentina siguió siendo insoportable con la presión alta y con la garantía de Sarmiento para responder con mucha solvencia en las escasas ocasiones que fue exigido.

La cuota que le faltaba al seleccionado era un gol desde el ataque posicional, y el tercero llegó a los 7'30'' por esa vía para liquidar prácticamente el encuentro. Se inició con un anticipo del impasable Stazzone, la gestó Cuzzolino, la aguantó y descargó Borruto, para la ejecución de Basile.

Ya promediando esta segunda etapa libre de sobresaltos, la Selección Nacional terminó por ratificar en el resultado su gran labor con una nueva pelota parada. A la salida de un córner de parte de Wilhelm, Cuzzolino la empujó bajo el arco sin obstáculos. Con nueve minutos jugados el 4-0 sentenció tempranamente la clasificación argentina a una semifinal mundialista tras doce años.

El epílogo sirvió para retroalimentar la confianza de jugadores como Alan Brandi, quien a los 14' armó de principio a fin la jugada del quinto para el pase a la red de otro ávido de minutos y respaldo como el rosarino Gerardo Battistoni.

Con la cabeza ya puesta en la semi, Giustozzi cuidó hasta el último detalle y cerró el encuentro con aquellos jugadores de movimiento a salvo de la suspensión y hasta el debut de Mosenson luego que Sarmiento recibiera un golpe de Elashwal.

¿Cómo no ilusionarse? Si Argentina hizo el partido perfecto, marcó desde todas las variantes, fue muy prolijo en defensa, limpió tarjetas, espera por la vuelta de Rescia y preservó a Borruto, para llegar en su mejor forma anímica, física y futsalística al próximo miércoles 21:00 (hora argentina) en Cali frente a Portugal, que superó a Azerbaiyán. Para seguir haciendo historia.



Rusia bajó a España y habrá nuevo campeón



Tras la eliminación de Brasil, España era el único que podía repetir titulo Mundial, pero este sábado se topó con la potencia goleadora de Rusia, que lo venció 6-2 por los cuartos de final y enfrentará a Irán.



En Colombia 2016 habrá nuevo campeón del mundo. Este sábado en Cali, Rusia se tomó revancha de España al ganarle por 6 a 2 en los cuartos de final y dejarlo fuera de las semifinales, donde enfrentará a la sorprendente Irán el próximo martes.

Con un Eder Lima intratable, más la frescura de Chiskala -con solo 21 años-, Rusia pudo conseguir un triunfo que borre la derrota que había sufrido en la final de la Eurocopa, en febrero pasado.

Así, con Brasil y España eliminados, se quedaron fuera los dos países que habían ganado el Mundial alguna vez de las siete ediciones -cinco y dos, respectivamente-.

El arranque del partido fue trepidante, porque en los primeros seis minutos, Rusia se puso al frente por un gol de "pavota" de Chiskala, pero España lo dio vuelta en una ráfaga por intermedio de Rivillos y un tiro libre de Miguelín.

El propio Chiskala, entrando por el segundo palo, empató la historia al recibir una asistencia de Eder Lima, que pivoteó bárbaro sobre la marca hacia la derecha.

Y fue el mismo "Gordo" Lima quien dio vuelta la historia antes del descanso, con un bombazo tremendo que se clavó en el primer palo de Paco Sedano.

En el complemento, promediando la etapa, Rusia se encontró con un guiño de la suerte luego que Rómulo ejecutó un lateral, la pelota se desvió en Fernandao y decretó el 4-2.

En el festejo, el último de Rusia se lanzó en palomita al banco de suplentes y luego recibió la pechera para el cambio fuera de los límites del campo, por lo que vio la segunda amarilla y fue expulsado por el árbitro argentino Darío Santamaría.

Era la chance de España, pero Rivillos desperdició una increíble opción sin marca en el segundo palo en el juego 4 contra 3, y permitió a Rusia zafar de los dos minutos en inferioridad.

Eder Lima volvió a aparecer para llevarse por delante a todos y clavar la pelota en el arco desde dentro del área para estirar la ventaja.

El entrenador bilbaíno Venancio López apostó por Ortíz como arquero jugador, pero le costó generar opciones de gol ante la cerrada defensa propuesta por Sergey Skorovich.

Allí, el arquero Gustavo acertó con la zurda de arco a arco y puso cifras definitivas para un triunfo histórico de Rusia, que mantiene su piso de semifinales en torneos importantes.

Para España, que llegó muy diezmada a este encuentro con las bajas por lesión de Sergio Lozano, Aicardo y José Ruiz, será el cierre de una época dorada y que seguramente continuará con Venancio López al frente.

LO QUE VIENE......

ACOMPAÑAN A FUTSAL DE PRIMERA:
Futsal Club Lamadrid ,administración y coordinación Eduardo Monteleone.

Club Caballito Juniors, Nicasio Oroño 566........... tel4431-9600

Sembrar para Crecer:la pagina educativa de Ramon Cabrera

Marca Personal:la pagina del prestigioso técnico Facundo Ruscica

Air Monteleone: Aire acondicionado-calefacción-ventilación tel 4639-1606 - cel 155-185-6758

Archivo del blog